Reflexiones sobre el derecho de las audiencias al acceso a la información (1era parte)

POR ADRIANA LABARDINI

Reflexiones sobre el derecho de las audiencias al acceso a la información (1era parte)
“Algunas personas están diciendo que el resultado de este juicio amenazará la libertad de expresión. No acepto eso. No estoy atacando la libertad de expresión. Al contrario, he estado defendiéndola contra alguien que quería abusar de ella. La libertad de expresión significa que puedes decir lo que quieras. Sin embargo, lo que no puedes hacer es mentir, y no responsabilizarte de estas mentiras. No todas las opiniones son iguales. Y algunos hechos que ocurrieron los contamos de distintas formas. La esclavitud sucedió, la peste negra pasó. La Tierra es redonda, las capas de hielo se están derritiendo y Elvis no está vivo.”

Palabras del personaje de Deborah Lipstadt en el largometraje Denial al ganar el juicio que contra ella entablara por calumnia el escritor David Irving, quien decía haber probado científicamente la inexistencia del Holocausto, mintiendo y distorsionando evidencias.

Cuánto eco tienen estas palabras en medio del debate desatado con motivo de la implementación de medidas para el ejercicio efectivo de derechos fundamentales de las audiencias del servicio público de radiodifusión, como el que éste sea prestado preservando la pluralidad y veracidad en la información. Como las demás libertades fundamentales, la libertad de expresión tiene límites y coexiste con otros derechos.

Nuestra Constitución y el derecho internacional establecen como parte de la libertad de expresión los derechos de las audiencias. En primer lugar, busca ampliar el ejercicio de este derecho (es decir, que toda persona pueda ejercerlo plenamente) y, en segundo lugar, crea mecanismos para garantizar que no se abuse de la misma. Este tema ha sido abordado ampliamente por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que ha establecido claramente que, entre otras cosas, el derecho a la libertad de expresión no es un derecho absoluto.

En cuanto a permitir que toda persona (no sólo los concesionarios de medios de comunicación) goce y ejerza de manera amplia la libertad de expresión, es importante mencionar que el artículo 13 de la Convención Americana establece que el derecho de libertad de expresión y pensamiento comprende “la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones”, por lo que tenemos que preguntarnos: ¿Cómo hacer para garantizar de manera plena este derecho? Nuestra Constitución establece algunos parámetros.

Por ejemplo, el artículo 6-B, fracción IV, prohíbe a los concesionarios de estos servicios transmitir publicidad o propaganda como si fuese información noticiosa o periodística. Es decir, se pretende tutelar el acceso a la información prohibiendo empaquetar mensajes comerciales o de propaganda política con envoltura de noticia, y para cumplir esto solamente habría que transparentar al aire el tipo de mensaje que se transmite. Este fue uno de los derechos de las audiencias que más resistencia causó, pero hay muchos otros derechos más que están en riesgo de quedar como poesía constitucional, pues la garantía constitucional de tutela efectiva a cargo del Estado se estaría sustituyendo con un modelo de autorregulación pura a cargo de los concesionarios, que serían juez y parte.

__________________________
Referencia …
http://homozapping.com.mx/2017/05/reflexiones-sobre-el-derecho-de-las-audiencias-al-acceso-a-la-informacion-1era-parte/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s