Incertidumbre e irritación

POR JORGE MELÉNDEZ PRECIADO

La moneda está en el aire en el Estado de México. Dos candidatos, Delfina Gómez y Alfredo del Mazo, serán los que festejen o sientan el frío y la temblorina de la derrota. Josefina Vázquez Mota y Juan Zepeda están descartados. No obstante, la panista tendrá su premio de consolación con un curul en la Cámara de Senadores y otras posiciones para su familia (algo muy arcaico) y Juan podrá ser líder perredista aunque se le achacará muy rápido su sentencia por no haber declinado en favor de la izquierda.

Las encuestas, buenas o malas, dan un empate a Morena y el PRI. Pero las mediciones no toman en cuenta algunas variables que pueden cambiar la votación. Éstas son las siguientes:

Los negativos de Peña Nieto son del 78 por ciento, de Eruviel Ávila del 65 por ciento y más del 50 por ciento de entrevistados dicen que jamás votarían por el tricolor.

Hay 3 millones de millennials que se informan por redes y no por impresos o televisión, los cuales han estado más atendidos por el grupo de Delfina, por eso la desesperación de Jorge Ramírez Marín de que Morena no reportó sus cuentas por este medio. (Por cierto, es un absurdo que Ramírez hable de corrupción y transas, siendo que al encabezar Sedatu, las casas que construyó para los damnificados en Guerrero por los huracanes Ingrid y Manuel, la inmensa mayoría se cayeron o quemaron. ¡Calidad ética!)

Algunos estudios dicen que la elección está tan caliente que saldrá a votar del 50 al 60 por ciento del electorado, lo que hará que el PRI pueda ser derrotado, ya que dicha agrupación basa su triunfo en su voto duro y el acarreo para ganar, no en la participación.

No sólo el PT ya declinó a favor de Gómez Álvarez, sino que el Movimiento Ciudadano, quien no lanzó abanderado a la gubernatura, seguramente se inclinará por Morena. Y sabemos que una buena cantidad de perredistas, incluidos Leonel Godoy, ex gobernador de Michoacán, y Pablo Gómez -sin parentesco con Delfina-, entre muchos otros dirigentes ya se fueron por el voto útil. De igual manera algunos que participan en las filas de izquierda radical, como anunció David Cilia en una comunicación abierta.

Una buena cantidad de votantes por el albiazul y los negroamarillos, que saben perdida la contienda, a la hora de emitir su sufragio lo harán por el PRI, aunque en mayor cantidad por Morena, ya que son opositores del tricolor.

El apoyo, tan criticado por la izquierda tradicional, del SNTE a Delfina, traerá dos cuestiones: que el Panal, donde el presidente Luis Castro Obregón es un ente decorativo, se divida y que miles de los profesores ya capacitados para cuidar las urnas estén de parte de los morenazos.

________________________
Referencia …

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s